La obligación de registrar y enviar la contabilidad electrónica, entró en vigor en julio de 2014 para las personas morales, mientras que para las personas físicas lo fue en enero de 2015. Detonando así, la apertura de una nueva y digital manera de controlar y enviar la contabilidad al fisco; de esta manera, la ley busca concentrar y analizar toda la información de tu empresa, cosa que antes no se hacía de manera exhaustiva.

Para los efectos de la Contabilidad Electrónica, el SAT exige al contribuyente conservar y almacenar, como parte integrante de su contabilidad, toda la documentación relativa al almacenamiento y procesamiento de sus datos contables a través de los CFDI. Por lo tanto, a través del CFF la ley obliga al contribuyente a manejar la contabilidad con sistemas digitales.

El desarrollo de sistemas contables ha crecido en los últimos años; sin embargo, muchos contadores y empresarios aun no tienen idea de la importancia de estos programas. En la actualidad, este tipo de software es imperativo para que una empresa optimice sus operaciones.

Estos sistemas te ayudan a reducir los costos de operación en el área contable, pero la mayor utilidad de ellos es la eliminación de errores en el manejo de la información. Por lo tanto, te permiten tener un mejor control sobre la contabilidad y los estados financieros de tu empresa. Además, es una herramienta que te ayuda a manejar toda la información digital contable y tenerla a la mano para presentarla ante las autoridades correspondientes en tiempo y forma.

Un buen software contable debe ayudarte a:

  1. Generar los 5 archivos XML con la última versión del Anexo 24.
  2. Capturar la información del método de cobro en tus pólizas.
  3. Visualizar los CFDI Factura, Nóminas y Pagos; y verificar la validez de los mismos.
  4. Entregarte reportes de contabilidad electrónica para su revisión antes de ser entregada al SAT.
  5. Asociar los CFDI Factura y Pagos a las pólizas para su correcta contabilización.
  6. Generar el XML del Catálogo de cuentas con el código agrupador del SAT, XML de Balanza de comprobación, XML de pólizas, auxiliares y folios de acuerdo con los criterios del SAT.
  7. Manejar el IVA adecuadamente.
  8. Cumplir con las Normas de Información Financiare (NIF).
  9. Crear la DIOT a partir del desglose de IVA de CFDI con la última versión vigente.
  10. Verificar si tu empresa está en un entendido de EDO o EFO.

Es indispensable que tu área contable se encuentre al día con todos los cambios fiscales. Por eso, CONTPAQi® Contabilidad, te ayuda a mantener una contabilidad sana y a cumplir con todas tus obligaciones fiscales. El software que te brinda lo que necesitas y lo que creías no necesitar.

Si todavía no cuentas con un sistema contable o dudas de que el tuyo cumpla con todas las nuevas disposiciones fiscales, comunícate al 444 484 2606 y un ejecutivo te brindará toda la información necesaria para que cumplas con la ley.

CONTPAQi® Contabilidad, tu mejor aliado para mantener una buena relación con el SAT.